35° 59' 50 N | 26° 26' 8 E

Próximas actividades

Festival de Olimpia

 
Acceso al mapa interactivo

búsqueda

Newsletter

Email

 

Voces Quemadas

Concierto para bosque, flauta y vídeo

Entre los espectáculos ya programados para el Festival de Olimpia 2009 destaca el estreno de Voces quemadas, rememoración del incendio que afectó al santuario en 2007 y recreación del oráculo que lo animó en época antigua.

Esta obra ha sido concebida como una transcripción y diálogo sonoro y visual con los bosques que han integrado el entorno del santuario de Olimpia desde sus orígenes, y cuyas voces inmemoriales e inmediatas Julián Elvira y Álvaro Forqué traducirán para los asistentes.

Origen del proyecto

En el verano de 2007, la marea de incendios que asolaba Grecia franqueó la Arcadia e irrumpió en los bosques de la Élide. El santuario de Olimpia y el entorno milenario que lo rodeaba se encontraban delante de las llamas. Gente de toda Grecia acudió a ayudar a los lugareños, y numerosos países, incluido España, enviaron hidroaviones y helicópteros. El núcleo del santuario de Zeus y el templo de Hera se salvó, pero gran parte de las casas de Olimpia, y los santuarios más antiguos entre el boscaje del sagrado monte Chronos fueron consumidos por las llamas.
Al año siguiente, en virtud de las colaboraciones desarrolladas durante años anteriores, ammeba le propuso al Festival de Olimpia producir un espectáculo que actualizara aquel acontecimiento, y diera expresión al riesgo y la memoria de este lugar Patrimonio de la Humanidad. En colaboración con karavonisia, con el flautista Julián Elvira y el director de cine Álvaro Forqué, surgió el proyecto de Voces Quemadas que, inspirándose en el oráculo de Zeus, traducirá en música e imágenes durante el Festival de Olimpia 2009 la voz de los bosques de Olimpia.

Los oráculos en la Grecia antigua

Hay ciertos lugares que, desde la más remota antigüedad, han funcionado como santuarios, y donde se han sucedido ininterrumpidamente las ceremonias y los dioses. Delfos, en Grecia, Manikarnika, en Benarés, Bena, bajo el volcán Inirie en la Isla de Flores, son lugares donde los seres humanos han establecido mecanismos de interlocución con las potencias del espacio a cuya merced se sentían.
En la época clásica había oráculos por todo el Mediterráneo. Además de los consagrados a Apolo, "el que hiere de lejos", como el de Delfos o el de Claros, en Turquía, destacan los que estaban vinculados a Zeus, como el de Dodona, en el norte de Grecia, en el que las sacerdotisas escuchaban el rumor del viento en las encinas sagradas del santuario y lo traducían a palabras. En Olimpia, junto al santuario de Zeus, perduraba todavía en el siglo II, cuando lo visitó Pausanias, la memoria del oráculo de la diosa originaria de aquel microcosmos sagrado: Gaia, la madre tierra.
Plutarco, a finales del s. I, escribió un pequeño tratado, Sobre la desaparición de los oráculos, en los que se interrogaba sobre "la sequía de las voces de los dioses" que estaba afectando entonces a los santuarios del mundo antiguo. Pasarían muchos siglos hasta que Baudelaire reclame del hombre una percepción distinta, y pueda de nuevo "comprender sin esfuerzo / el lenguaje de las flores y de las cosas mudas".

Olivier Messien y su transcripción de los sonidos de la Tierra

Olivier Messiaen es conocido por haber pasado su vida coleccionando cantos de pájaros, que transcribió y elaboró en muchas de sus obras, entre las que destaca "El catálogo de los pájaros", obra fundamental del repertorio para piano del s. XX. Afirmaba que "transcribo los trinos de los pájaros porque me resulta más fácil que los sonidos del bosque o del océano", y propugnaba la escucha de los sonidos y los ritmos de la naturaleza por parte de los compositores contemporáneos. Su forma de componer, recogiendo no sólo los sonidos que le interesaban, sino tratando de recrearlos con el paisaje y el momento que los rodeaban, ha influido en la elaboración de la materia musical de Voces quemadas.

Julián Elvira & Álvaro Forqué

Julián Elvira, uno de los más reputados compositores e intérpretes para flauta de la música contemporánea española, acogió con entusiasmo este proyecto que le permite ampliar su lenguaje musical y expandir las posibilidades de la flauta Prónomo de su invención. Álvaro Forqué, destacado director de cine y realizador, constituyó desde el principio la pareja visual de esta aventura, cuyo inicio se planeó sobre las laderas del Olimpia en la primavera de 2009 para culminar en agosto de aquel año en el propio Festival de Olimpia.

Festival de Olimpia 2009

El Festival de Olimpia de 2009 (27 de julio - 7 de agosto) seleccionó Voces quemadas para su estreno en la edición de aquel año.
En el marco del Festival, ammeba y karavonisia participaron asimismo en la preparación del Encuentro Internacional sobre el Legado de Olimpia, que sucedió al Encuentro sobre Patrimonio Mundial y desastres que se organizó en 2008 por la UNESCO, el Ministerio de Cultura griego y el Ayuntamiento de Olimpia.



Voces quemadas. DVD

En el marco del proyecto, se realizará un DVD que incluirá tanto la performance como el proceso de esta conversación con los bosques de Olimpia.

 
 

Testimonios antiguos

  • Pausanias | Descripción de Grecia
    • El oráculo de la Tierra en Olimpia:
    • En lo que llaman Geón hay un altar de Gea, también de ceniza, y allí dicen que antiguamente hubo un oráculo de Gea.
      Pausanias, V, xiv, 10
    • El olivo de las hermosas coronas:
    • En el Altis, digo, enfrente del Leonideon yendo hacia la izquierda, hay un altar de Afrodita y otro de las Horas; hacia el opistódomo del templo a la derecha hay un olivo llamado olivo de las hermosas coronas, que es del que deben ser dadas a los vencedores olímpicos.
      Pausanias, V, xv, 3
    • Juegos olímpicos musicales:
    • Junto a Pirro hay esculpido en una estela un hombre pequeño que tiene unas flautas. Éste consiguió victorias píticas después de Sacadas de Argos, el cual triunfó primero en los juegos establecidos por los Anfictiones cuando aún no había coronas, y luego ganó dos coronas. Pitócrito de Sición ganó las siguientes seis victorias píticas, siendo en ellas único flautista. Evidentemente en los juegos olímpicos tocó la flauta como una de las pruebas de pentatlón, a lo cual se debe esta estela en Olimpia y la inscripción sobre ella:
      De Pitócrito hijo de Calínico,
      flautista, recuerdo.
      Pausanias, VI, xiv, 10
  • Heráclito | Fragmentos
    • Sentido del oráculo:
    • Y tal como el señor, cuyo oráculo está en Delfos, no dice ni oculta, sino indica por medio de signos
      Heráclito, 93 D-K
    • La voz ruda del oráculo:
    • La sibila, haciendo sonar con boca enloquecida cantos sin risa y sin gala y sin aromas, alcanza con la voz a los mil años por obra del dios.
      Heráclito, 92 D-K